¡¡¡Salvemos a la Richmond!!!

20130729_122036

 

«El cierre de un comercio resulta siempre una situación penosa. Pero si se trata del cierre de un café, un bar o una confitería la cuestión es aún más traumática. El café ha sido siempre un lugar de encuentro, y como tal un espacio entrañable. La vida de estos establecimientos corre a la par de la historia cotidiana de la ciudad en que viven. Hablar de un café, de un bar, de una confitería, es hablar un poco de nuestra esencia ciudadana y de nuestro patrimonio. Los cafés están en nuestra memoria colectiva y forman parte del paisaje urbano.»

Arq. Horacio Spinetto (miembro de la Comisión de Cafés Notables de la Ciudad de Buenos Aires)

 

Ver nota completa diario Clarín: http://arq.clarin.com/arquitectura/salvar-Richmond_0_994700996.html

 

Bar El Colonial

plano_garayEl Bar El Colonial abrió sus puertas como almacén-bar hace más de ochenta años en la esquina de la Av. Belgrano y Perú. La esquina forma parte del ejido original trazado por Juan de Garay en la segunda y definitiva Fundación de Buenos Aires. Es decir, la Historia le pasó por delante. En la década del ’50 la polémica «Ley de Agio» obligó al cierre temporario. Años después reabrió como Bar. En la actualidad, desde hace 10 años, El Colonial está en manos de los hermanos Julieta y Alejandro Vázquez quienes se han propuesto rescatar el valor histórico y patrimonial que la esquina tiene para aportarle a la ciudad.

otto wolfHacia 1782, en la vereda de enfrente, donde está el emblemático edificio de Otto Wolf, supo estar la casa del Virrey Del Pino (mandato 1801-1804). A su muerte, y por muchos años, siguió viviendo su viuda dándole a la casa el popular nombre de «Casa de la Virreina Vieja». Posteriormente, en el solar funcionó el primer banco Monte Pío de Buenos Aires que fue precursor del actual Banco Ciudad. Contiguo al Bar, sobre la Avenida Belgrano, se encuentra la Iglesia Prebisteriana San Andrés (1896). Su vecino por la calle Perú es la Vidriera de la Dirección de Enseñanza Artística (GCBA).

Entre los parroquianos famosos que frecuentaron El Colonial se encuentran: Jacobo Timerman (tenía la redacción de la Revista Primera Plana en el edificio Otto Wolf), Ramiro de Casasbellas y Tomás Eloy Martínez (redactores de Primera Plana), Jorge Luis Borges (en su paso hacia su trabajo en la Biblioteca Nacional de la calle México), el ex-Canciller Dante Caputo y otros correligionarios del vecino Comité de la UCR. Página/12 funcionó a media cuadra durante más de 10 años y sus periodistas lo visitaban a diario. La puesta estética responde al inconsciente colectivo. Amplios ventanales para ver pasar la vida, mesas y sillas adecuadas al entorno, barra con banquetas, ventanas guillotina, piso granítico, banderines del Club Deportivo Español y de Independiente de Avellaneda. O sea, que no hace falta explicar el origen de sus dueños. Sigue leyendo

Decata Paul

Sobre Paul (Gorritti 4865, Palermo) no hay mucho que decir que nadie sepa. Porteños, turistas locales o de otros países, conocen esta exclusiva Galería francesa de objetos de decoración para la casa. Sí corresponde señalar su mayor virtud: Paul está tan bien logrado que parece que existiera en Palermo desde incluso antes de que Jorge Luis Borges fundara míticamente Buenos Aires a pocas cuadras.

20130802_144420

Lo nuevo en la Galería es que hace apenas tres meses abrió un Decata Café con una barra al paso y mesas y sillas de lata del tipo jardín que saben dialogar con el entorno de plantas, carpinterías metálicas y objetos reciclados. El efecto alcanzado es el mismo: los que lo visiten por primera vez creerán que el café siempre estuvo ahí y los que vuelvan no podrán imaginar haber ingresado previamente al local francés sin haber atravesado este oasis de tortas y exquisiteses. Sigue leyendo

Hendricks vive en Buenos Aires

Dentro de los cafés al paso que abrieron en los últimos años, o de los pocas barras para tomarse uno de parado que quedan en Buenos Aires, el Hendrick’s es de los más logrados. Abrió sus puertas en 2010 en un pequeño espacio de la calle Suipacha 1161, entre Av. Santa Fe y Arenales. Es un local delicadamente puesto que sólo trabaja en horario de oficina: de 9 a 18 hs. Para los trabajadores de la zona es de visita diaria ineludible, y para los ocasionales transeúntes o turistas que recorren el barrio, un sitio para hacer un pequeño alto, cargar combustible premium y dejarse tentar por su exquisita boulangerie.

20130722_163649

El Café Hendrick’s está ubicado en un edificio histórico y su estética conversa con el entorno contribuyendo a la armonía del distinguido barrio. Felicitaciones por el logro. Muchas veces la tentación por hacerse notar o imponer un estilo contamina el ambiente logrando un efecto adverso. Menos es más. En este caso el más puede venir en forma de brownie con nuez, carrot cake o budín de banana. El café está a cargo de Román, reconocido barista entre sus fieles seguidores. Cuenta la simpática Julieta, tender del Hendrick’s, que los más fanáticos entran y ordenan un «café de Román». Será cuestión de repetir este código para experimentar el mismo placer de los parroquianos que lo eligen a diario. Sigue leyendo

La Puerto Rico

Dentro del listado oficial de Cafés Notables de Buenos Aires, La Puerto Rico ocupa un lugar de privilegio. Su ubicación en el Casco Histórico y su cercanía con diversos sitios de interés lo colocan en un podio de los cafés que ningún porteño puede desconocer y todo turista debe visitar. Particularmente es uno de mis preferidos porque lo he frecuentado a diario durante muchos años trabajando por la zona. Originalmente, desde 1887, el local estaba sobre la calle Perú entre Alsina y Moreno. Don Gumersindo Cabedo, su fundador, lo bautizó de esta manera recordando su paso por Puerto Rico. El local actual, en Alsina 416, abrió sus puertas en 1925.

La Puerto Rico

20130712_122539El mobiliario de La Puerto Rico es de excepción. El salón es muy amplio, con alrededor de 70 mesas con tapas de mozaico granítico negro y el nombre incrustado en estaño. Las bases de las mesas, sillas y boiserie (alcanza los dos metros de altura) son todas en madera.

20130712_134902

 

El patrimonio material de La Puerto Rico se completa de espejos biselados, el piso original con motivos caribeños, y su puerta de doble hoja de ingreso. No falta, por supuesto, la concebida foto de Carlos Gardel, un cuadro con motivos de Quinquela Martín y un homenaje a Enrique Cadícamo, habitué del lugar. Cadícamo vivió hasta los 99 años, casi todo el siglo XX. Nació en 1900. Es decir, fue contemporáneo, amigo, poeta y compinche de todos los tangueros que se puedan memorizar. Y, con seguridad, quien lo visitó más años. Sigue leyendo

Fotos que dicen/9

Roma

(Café Bar Roma, San Luis y Anchorena, Balvanera/Abasto)

 

«Que otros se jacten de las páginas que han escrito; a mí me enorgullecen las que he leído».

Jorge Luis Borges

 

«Que otros se jacten de las páginas que han escrito; a mí me enorgullecen los Cafés donde las he leído».

Café contado

El Douglas de Villa Santa Rita

En el listado de los Cafés del bajofondo, de esos que apenas se notan, el Douglas es un auténtico referente. Queda en la esquina de Condarco y Beláustegui, en el barrio de Villa Santa Rita, en el limite con Villa General Mitre.

20130702_154948

El Douglas está detenido en el Túnel del Tiempo. La paz del entorno convierte al interior del café en un espacio atemporal. Sus actuales dueños son dos gemelos: José y Manolo García. ¿A qué no saben su origen? Sí, la respuesta es obvia, Galicia. Aclaro lo de los hermanos porque en esa pérdida de tiempo y espacio en el que uno se sumerge al entrar al Douglas, no se sugestionen ni angustien, ver a dos personas idénticas les puede generar temores hipocondríacos infundados. Sigue leyendo

Montevideo Sur

20130525_113816

De los bares y cafés orientales, Montevideo Sur es de visita obligada y prioritaria. Ya desde su nombre destila misterio: «Montevideo» por todo el imaginario que provoca en la cabeza de un porteño, y «Sur» por asociación directa con un cuento de cuchilleros de Jorge Luis Borges. Y es exactamente así. Porque Montevideo Sur podría haber sido un bar/almacén de Adrogué (Prov. de Buenos Aires) o del arrabal del Palermo que conoció Borges en su juventud. Para mejor, está intacto. Situado en la esquina de Paraguay y Maldonado, su entorno, barrio Sur, lo envuelve de magia. Entrar en él es vivir el protagonismo de un cuento.

20130525_114141

Lola, su simpática dueña, lo atiende desde 1956 cuando llegó de La Coruña. Sirve el café en vasos. Como corresponde, Y sin que nadie, especialmente, se lo pida. Los parroquianos forman parte del inventario. Frecuentan el café desde hace años generando una dinámica amigable e integradora. Aunque la sea, nunca es la primera vez que se visita el Montevideo Sur. Para los amantes del café es como retornar al hogar paterno.

20130525_113829

De tan auténtico, se la ha utilizado de escenario en varias producciones audiovisuales. La última pertenece a la cerveza Patricia, célebre en el Uruguay, que recreó con algunas modificaciones, el culto a la amistad entre los jóvenes.

 

20130525_113703

Durante años fue frecuentado por periodistas y fotógrafos del los diarios La Mañana y El Diario. Hoy los «requeridos» (como los llama sonriendo Lola a los buscados por la ley) y los agentes de la policía (la seccional está enfrente) «brindan» en un mismo espacio «neutral». Por prudencia, no fueron fotografiados.

IMG_3710

Como pocos ejemplos a ambas orillas del Río de la Plata, visitar el Montevideo Sur es una obligación espiritual. Como entrar a uno de los grandes museos de occidente, pero este queda acá nomás, cerquita y sirve de espejo donde reflejarnos.