¡¡¡Salvemos a la Richmond!!!

20130729_122036

 

“El cierre de un comercio resulta siempre una situación penosa. Pero si se trata del cierre de un café, un bar o una confitería la cuestión es aún más traumática. El café ha sido siempre un lugar de encuentro, y como tal un espacio entrañable. La vida de estos establecimientos corre a la par de la historia cotidiana de la ciudad en que viven. Hablar de un café, de un bar, de una confitería, es hablar un poco de nuestra esencia ciudadana y de nuestro patrimonio. Los cafés están en nuestra memoria colectiva y forman parte del paisaje urbano.”

Arq. Horacio Spinetto (miembro de la Comisión de Cafés Notables de la Ciudad de Buenos Aires)

 

Ver nota completa diario Clarín: http://arq.clarin.com/arquitectura/salvar-Richmond_0_994700996.html

 

Anuncios