Filosofía barata y medialuna de grasa II

Cultura. Identidad. Patrimonio.

El domingo anduve por San Telmo. Encontré cerrado el Bar Plaza Dorrego. Starbucks, en la esquina de enfrente de Defensa y Humberto Primo, estaba abierto. No sé si el Dorrego cerró definitivamente sus puertas. Venía con demasiados conflictos en la prepandemia. Recuerdo haber pasado cuando estaban los dos abiertos y observar más clientes en la franquicia norteamericana que en el Notable. Algo similar pasa entre el Starbucks de Av. De Mayo y Santiago del Estero y su vecino lindante, también Notable (volveré alguna vez sobre este punto), el Bar La Embajada. Me pregunté por qué tanta gente elige las propuestas franquiciadas. Las respuestas fáciles e inmediatas sostendrán que la propuesta gastronómica es más variada y saludable acompañando a las demandas actuales. O que los baños y servicios son más modernos e higiénicos. Son todas observaciones válidas. También el hecho de que ingresando, por ejemplo, a un Le…

Ver la entrada original 559 palabras más

Filosofía barata y medialuna de grasa

Cultura. Identidad. Patrimonio.

Hace unos días, a partir que se pudo, me fui al Bar El Progreso a tomar café. Llevaba la Revista Ñ de lectura. Una nota escrita por Federico Romani en la sección Ideas me atrapó. Eran una serie de apuntes del filósofo coreano Byung-Chul Han sobre su reciente libro, pero que aplicaban también a la coyuntura pandémica. Represéntense la escena. Bar El Progreso, un Notable, abierto en 1942. Barrio: Barracas. El salón donde se filmaron decenas de películas y cortos publicitarios. En la mesa mi café, una medialuna y la revista (los resaltados y comentarios en birome fueron posteriores porque en ese momento no tenía los elementos).

El primer párrafo dice que dice Han: Como acciones simbólicas, los ritos están atravesados por los valores y los sentimientos que cohesionan una comunidad. En esa simbología descansa la tradición, se asienta un saber fijado por el tiempo, se transparenta la “duración” de…

Ver la entrada original 737 palabras más