El Iberia

avenpedro-lazaro-fernandez_claima20161030_0168_28

El Iberia, Av. de Mayo y Salta, Montserrat. Ph: Pedro Lázaro Fernández

Enfrente al Iberia, donde hoy hay una sucursal del banco chino ICBC, estaba el Bar Español, el bastión porteño de los franquistas. Eran dos posturas viscerales conviviendo a metros. Algunas noches, los enfrentamientos eran tan fuertes que volaban sillas y mesas de un cordón a otro de la avenida…

 

Lee la nota completa (El bar que cuenta la historia de los españoles en Buenos Aires) de María Belén Etchenique para el Diario Clarín.

Anuncios

Crónica Café/Petit Colón

crónica petit.jpg

Petit Colón, San Nicolás (Tribunales) – Ph: Café contado

El auto estaciona en la puerta del café. La mitad de la cola ocupa el espacio de la rampa para discapacitados. El policía de la Federal que cuida la esquina se incomoda. Aunque no esté dentro de sus atribuciones se supone que debiera decir algo. Al menos manifestarle al impune conductor de la inapropiada acción que acaba de realizar. En verdad, la cuadra entera está ocupada de autos en infracción. Estacionar en esta calle céntrica está prohibido. Pero, los porteños tenemos esa relación con la ley. La sometemos a nuestra voluntad. Hasta aquí una situación de ilegalidad cotidiana que no sorprende a nadie. Salvo que el hecho desafiante sucede en plena zona de Tribunales, sobre la calle Libertad, en la puerta del Petit Colón. Sigue leyendo

Conversaciones a la medianoche con Rolando Hanglin

9L7A9947

Audio del programa RH23 (Radio 10) emitido a las 00.15 del martes 09/02/16

//radiocut.fm/audiocut/embed/mini/blog-cafe-contado-y-la-flor-de-barracas

Café Tabac, por Marina Herrmann

tabac agencia afv

Café Tabac – Ph: Agencia AFV

“Como en un reencuentro con un familiar que no se vio por mucho tiempo, la reapertura estuvo cargada de emoción, sonrisas, abrazos y muchos recuerdos. Los vecinos se acercaron a verificar si de verdad había abierto, y a comprobar si el lugar seguía siendo el mismo. Porque el desafío principal de Tabac estuvo en reinventarse sin perder la identidad, en seguir siendo el café del barrio, pero renovado.” 

Lee la nota completa Café Tabac: el desafío de renovar el espíritu manteniendo la esencia de Marina Herrmann para el diario La Nación.

Reabrió Tabac, Café Notable

tabac

Foto: Diego Waldmann para Diario Clarín

Con sus vidrieras tapiadas, generó más de una intriga. Algunos dijeron que había cerrado; otros, que los dueños vendieron la marca; incluso se dijo que había fundido y también arriesgaron que se mudaba. Sin embargo, las elucubraciones llegaron a su fin: hoy por la mañana reabrió el mítico Caffé Tabac… (por Silvia Gómez)

Lee la nota completa Reabrió Tabac, café notable frecuentado por famosos del Diario Clarín

La Flor de Barracas

Barracas nació con Buenos Aires. O casi. Porque si bien no entra dentro del ejido diagramado por Garay, lo cierto es que las mejores condiciones climáticas para construir un puerto estaban a la vera del Riachuelo y fue allí donde anclaban las embarcaciones y donde, con el tiempo, se establecieron las construcciones que le terminaron dando nombre al barrio. Otra distinción para los barraquenses. Su nombre no proviene a partir de una parroquia, la veneración a un santo, tampoco de un prócer ni los sueños de prosperidad urbana de un inmigrante adinerado. Barracas es un sustantivo que bien podría conjugarse. Remite a una acción que vive, respira y transpira. La del acopio de la producción del trabajo. En el barrio se encontraban las principales industrias del país: automotrices, alimentarias, textiles, gráficas, ferroviarias, etc. Barracas es, además de su pasado patricio con trágicas historias de amores de novela, fundamentalmente, la historia de una argentina productora de bienes con estándares internacionales.  En ese enclave fabril, rodeada de moles de altísimo patrimonio urbanístico, se encuentra, aún de pie, desde 1906, orgullosa y radiante, La Flor de Barracas.

HDR

La Flor de Barracas, Barracas – Ph: Ana Luz Sanz

9L7A0088

La Flor de Barracas, esquina mistonga – Ph: Ana Luz Sanz

La Flor nació fonda. Y jamás cambió de rubro. Más de 100 años dando de comer a una barriada. Pocos espacios en Buenos Aires mantienen esta inalterable identidad. Tuvo pasado lumpen. Se la conoció como “La Puñalada”, “Tarzán”, “Luna Park”. Resulta innecesario ponerse a explicar el porqué de tantos redundantes motes. A partir de 1965 adquirió su denominación actual. La bajada conceptual de “esquina mistonga” responde a los antecedentes mencionados. Mistonga en lunfardo significa pobretón. En el tango Melodía de arrabal se dice: Hay un fuelle que rezonga en la cortada mistonga. Sigue leyendo