La Academia cumple 85 años

La Academia, Av. Callao 368, Balvanera – Ph: Café contado

«Hay algo en lo que se puede confiar: el bar La Academia nunca cierra. Es uno de los pocos de la Ciudad abierto las 24 horas, donde los trasnochados se cruzan con los madrugadores y donde el sonido de los tacos de billar y de los dados y el olor a café crean una atmósfera única. Y este mes, el bar de Callao y Corrientes celebra 85 años de atención ininterrumpida.»

Lee la nota completa del Diario Clarín.

Fotos que dicen/32

IMG_6692

La Flor de Barracas, Barracas – Ph: Café contado

Barrio plateado por la luna,
rumores de milonga
es toda su fortuna.
Hay un fueye que rezonga
en la cortada mistonga,
mientras que una pebeta,
linda como una flor,
espera coqueta
bajo la quieta
luz de un farol.

Barrio, barrio,
que tenés el alma inquieta
de un gorrión sentimental.
Penas, ruego,
¡es todo el barrio malevo
melodía de arrabal!
Barrio, barrio,
perdoná si al evocarte
se me pianta un lagrimón,
que al rodar en tu empedrao
es un beso prolongao
que te da mi corazón.

Cuna de tauras y cantores,
de broncas y entreveros,
de todos mis amores.
En tus muros con mi acero
yo grabé nombres que quiero.
Rosa, «la milonguita»,
era rubia Margot,
en la primer cita,
la paica Rita
me dio su amor.

Melodía de arrabal, Alfredo Le Pera/Mario Battistella (1932)

La Flor de Barracas reabrió con tradición renovada

Flor-Barracas-reabrio-tradicion-renovada_IECIMA20150318_0008_7

Ph: Diario La Razón

Hace tiempo que no venías, me dice Carmen al verme. Aunque también soy habitué de otros bares, La Flor de Barracas es el único café porteño en el que quien me atiende, me reconoce. No debe ser casualidad: aunque pasen los años, este lugar tradicional de la zona sigue cultivando ese aire de bodegón para el cual cada comensal es único.»

Por Karina Niebla

Lee la nota completa publicada en el diario La Razón

Volvió el Café (Notable) Victoria

victoria

Café Victoria – Ph: Leandro Monachesi para Clarín

«Desde 1912, cuando las calles aún eran empedradas e Hipólito Yrigoyen todavía se llamaba avenida Victoria –de allí el nombre–, el café de la esquina de Entre Ríos 114 formó parte del paisaje del barrio de Monserrat. Frente al Palacio del Congreso, con su inequívoca fachada de mármol negro y señoriales ventanales, sólo una década antes era una pulpería que atendían inmigrantes gallegos.»

Lee la nota completa Volvió el Café Victoria, un clásico frente al Congreso publicada hoy en Clarín.