La Buena Medida

La Boca es uno de los barrios más representativos de nuestra historia. Nació (prácticamente) a la par de la Fundación de la Ciudad, fue puerto, acompañó el desarrollo de la nación, recibió las oleadas inmigratorias, sufrió profundas crisis y se le conocen varios resurgimientos. Barrio con muchos de los Cafés Notables de la Ciudad. Pero con uno, en particular, que también podría integrar el listado de los cafés que apenas se notan o cafés del bajo fondo: La Buena Medida.

20140912_130354

La Buena Medida queda en Suárez 101, esquina Caboto, frente a una plaza mítica que fue la primera del barrio e inaugurada en 1894: Plaza Solís. En esa plaza, en abril de 1905, nació Boca Juniors. Pavada de capital simbólico. En ese mismo año, en una de sus cuatro esquinas, también abrió este almacén-bar que abastecía a toda la barriada y al pujante movimiento portuario. Es probable que el nombre se deba al modo de venta de principios del siglo XX cuando todo se pesaba y despachaba suelto. En uno de los espejos del interior del bar también se exhibió por años la leyenda “Para tomar bebida, tomar la buena, para tomar la buena, La Buena Medida”. La esquina fue cambiando de propietarios hasta ser adquirida por Ángel (el Bebe) Schiavone en 1972.

La plaza, la esquina y el bar sirvieron de escenario a varias películas. En 1969, Palito Ortega junto a Juan Carlos Altavista, Javier Portales y varios otros grabaron muchas escenas de “Los muchachos de mi barrio”. Las imágenes pueden encontrarse en youtube aunque no son de buena calidad. Pero fue en 2002 que La Buena Medida se lució como reducto del hampa y parroquianos lúmpenes. En “El oso rojo” de Adrián Caetano, Juilo Chávez junto al mago René Lavand, se lucieron en varias escenas. Durante una escena de una pelea, Julio Chávez se cubre en una ancha columna que hoy se encuentra en el medio del salón y que formó parte de la pared que dividió al almácen del bar original hasta ser adquirido por el Bebe Schiavone que unificó ambos ambientes en un único espacio.

Un oso rojo (2002) - Israel Caetano

Hoy La Buena Medida es atendida por Antonio Schiavone, hijo del Bebe, y abre de lunes a sábado de 8.30 a 18 hs. La caída de la actividad comercial de la zona y el deterioro de la calle Necochea no amerita la apertura nocturna que supo recibir a visitantes como Vittorio Gassman o Raphael. Hoy esta zona de La Boca va por un nuevo plan de puesta en valor y ojalá definitivo. El bar tiene puertas de doble hoja en la ochava de la esquina, ventanas guillotina, revestimientos de madera con espejos bicelados y piso de mosaico calcáreo. Para el almuerzo todavía, a  diario, y desde hace años, se junta “La Mesa de los Navales”, miembros del Sindicato, que no serán los galanes del Cairo rosarino, pero mantienen la misma y saludable costumbre de reunirse.

20140912_130654

Visitar La Buena Medida es remontarse a la historia viva de La Boca. La plaza, Boca Jrs, el puerto, los viejos bares, el cine. El consejo es darse una vuelta cerca del mediodía para deleitarse con un buen plato de olla y quedarse a disfrutar del silencio de la siesta barrial. Les dejo una escena fantástica de “El oso rojo” donde podrán observar el interior del bar:

Anuncios

Un pensamiento en “La Buena Medida

  1. Pingback: Barras bravas/14 | Café contado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s