La Embajada

El listado de Cafés Notables ofrece una variada tipología y se distribuyen por toda la ciudad. Por una lógica cuestión de antigüedad, la gran mayoría se concentra en el centro. Y dentro de éste, sobre la Av. de Mayo donde la comunidad española dejó su impronta. En el Café Iberia (Av. de Mayo y Libertad) paraban los republicanos. En la vereda de enfrente, en el Español, los franquistas. Pero existía uno en particular, de reducido espacio (si se lo compara con los inmensos cafés que se suceden o sucedieron a lo largo de nuestro eje cívico), ubicado a escasos metros de la avenida, en Santiago del Estero 88, que fue un reducto que reunió a españoles de diferentes colores e ideologías durante la Guerra Civil de ese país. Su nombre no pudo ser más adecuado: La Embajada.

Ph: Café Contado

Ph: Café Contado

La Embajada es el antiguo despacho de bebidas que completaba al almacén de ultramarinos que funcionaba en la esquina de Santiago del Estero e Hipólito Yrigoyen. El bar se mantiene casi igual al original. Boiserie, mesas de madera, sillas vienesas, piso de mosaico granítico, barra revestida en mármol con tapa de estaño y grifo con forma de cisne. Todo forma parte de un edificio de estilo francés construido en 1913 por los ingenieros Fox y Damianovich , y que llega hasta la esquina de la Avenida de Mayo donde hay un Starbucks. El contraste es Notable (con todas las acepciones, sentidos y simbolismos de la palabra). La decisión entre consumir una propuesta o la otra es toda una definición de principios y un verdadero acto político y de fomento del sentido de pertenencia.

Ph: Café Contado

Ph: Café Contado

La Embajada, haciendo honor a su nombre, vendría a ser hoy un territorio soberano porteño dentro de una ciudad que desborda de diferentes propuestas internacionales. La representación de la porteñidad en una zona de Buenos Aires donde la cantidad de turistas e inmigrantes por m2 supera a los locales. Y con sólo ver a los parroquianos acodados a la barra o quienes ven pasar la vida ocupando las mesas que dan a la calle (desde donde se puede disfrutar el elegante remate del Palacio Barolo) o quienes esconden sus penas en el interior del bar, queda en claro que la globalización ni el marketing pudo con este reducto ni con una tradición cultural.

Ph: Café Contado

Ph: Café Contado

Hoy La Embajada abre de lunes a viernes de 8.30 a 16h. Es atendida por Jorge. Su padre entró a la sociedad propietaria en 1963. La antigua provisión de la esquina que completaba el típico almacén-bar está cerrado, pero su interior está intacto (tal cual cuando cerró hace unos 9 años) esperando otra oportunidad para volver a deleitar con sus exquisiteces ultramarinas. O, quizás, me cuenta Jorge, en lugar de almacén abra con otro concepto aunque siempre manteniendo la estética y la unidad temática. En síntesis, Buenos Aires todavía sostiene abierto un sitio que supera los 100 años y pronto podrá recuperar otro pedazo único de su rica historia.

Más info: Los cafés de tango de la Av. de Mayo

Anuncios

5 pensamientos en “La Embajada

  1. Un lugar muy lindo. Tuve la oportunidad de concurrir hace un par de años, y me fui con la agradable sensación de estar en un pedazo de Buenos Aires, en momentos menos agrios que éstos.

  2. Pingback: buenos aires/14 | Café contado

  3. Miguel Ángel Asturias estuvo exiliado en Buenos Aires. Le gustaban dos cosas: el delta del Tigre (de hecho gran parte de su obra la escribió allí, en su casa del río Capitán. El otro lugar era el bar La Embajada donde se reunía con sus amigos Castagnino, Rafael Alberti, Luis Franco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s