La Chirilísima – Café + helado en La Boca

fachadaLa Chirilísima tiene una rica historia en La Boca. En la primera mitad del siglo XX funcionó como tambo y como proveeduría de barcos. Un gallego, Cosme, la compró en el ’40 y regenteó hasta el ’83 cuando la familia Cirilli se hizo cargo del lugar. Por esos años estaban de moda las “lecherísimas” entonces juntaron ambos nombres y quedó La Chirilísima.

La Chirilísima queda en calle Olavarría, casi esquina Del Valle Iberlucea. O sea, para los que no se ubican en el barrio, a 200 mts de la Bombonera y a 200 mts de Caminito. Puro corazón boquense. En épocas de iced coffee o café frappé, La Chirilísima hace la doble función: Cafetería y heladería. Se planta orgullosa defendiendo la identidad local a través del castellano. Abre de lunes a sábado de 7 a 19 hs. Sus mediodías son muy curiosos. La Chirilísima sirve de salón comedor de buzos. Leyó bien, buzos de buceo. Pertenecen a la empresa Almirón (aprox. unos 20) que almuerzan a diario en el local. ¿En cuántos sitios de Buenos Aires pueden encontrarse con buzos compartiendo anécdotas y experiencias a su alrededor? La Chirilísima le recuerda a uno que Buenos Aires es un puerto.

20131025_165515-1La estética del local es sencilla, pero está en La Boca y el arte se transmite en cada rincón. Un óleo (a espátula) de Abelleyra Cabral se luce junto a imágenes boquenses y fotos de las últimas grandes inundaciones del barrio. Abelleyra Cabral es conocido como el pintor de la pizzerías. El Banchero original, Av. Almirante Brown y Suárez, tiene colgados en sus paredes grandes murales del artista. El piso es el original a igual que las aberturas y carpinterías.

Grandes ex – jugadores de Boca Juniors frecuentaron La Chirilísima siendo pibes al finalizar los entrenamientos diarios. Walter Pico, Carlos Randazzo (vecino del barrio) y de la actualidad Juan Manuel Sánchez Miño.

 

Sin embargo, su parroquiano ilustre de todas las mañanas fue Osvaldo Soriano. El célebre escritor vivía a la vuelta de la esquina y trabajaba durante toda la noche junto a la compañía de sus gatos. Cuando a la mañana se hacía la hora de inicio de la escuela llevaba a su hijo, Manuel, al colegio Williams Morris, lindero de La Chirilísima. De vuelta se tomaba un café. Un cuervo (fana de San Lorenzo) rodeado de iconografía boquense.

La Chirilísima es parte de la historia grande de un barrio sin igual como La Boca. Si pasean por Caminito, visitan el Museo Quinquela Martín o concurren a una muestra en PROA les recomiendo hacer dos cuadras por Del Valle Iberlucea como hacia la cancha de Boca. El local también tiene su arte. Al mencionado óleo de Abelleyra Cabral hay que agregarle obras contemporáneas de artistas que se instalaron en el barrio hacia el año 2000 como Natalia, vecina de la planta alta, quien además de colgar pinturas decoró los termos refrigerantes las bebidas frías.

20131025_165925

Anuncios

2 pensamientos en “La Chirilísima – Café + helado en La Boca

  1. Hola, aún no leí la nota. Ahora la voy a leer. Quería invitarlos a ver una foto que hice a “La Chirila”, pero sobre todo a leer un pequeño texto que le dediqué. Carlos Cantini, un gusto conocer tu blog!

    copie y pegue este link en su barra de dirección, para ver la foto!

    https://www.facebook.com/media/set/?set=a.649342378421836.1073741828.649277518428322&type=1&l=ed624dea51

    Y! Los invito a saber m+ás sobre mí, en esta, mi página de foto que hace poco comencé a fabricar.- Besos!

    natacha

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s