Filosofía barata y medialuna de grasa VII

Cultura. Identidad. Patrimonio.

De visita al Café Proa recorrí la muestra “Crear mundos” y recordé la lectura del libro Manera de hacer mundos del filósofo norteamericano Nelson Goodman. El texto integró mi estado del arte al escribir la tesis de Maestría. Sirvió para reflexionar sobre los distintos cafés de Buenos Aires, su veracidad y características. La ciudad es rica en diversidad de propuestas. Los hechos históricos que construyeron su narrativa dejaron (y lo siguen haciendo) testimonio en locales comerciales que se constituyeron en “escuela de todas las cosas”. Así es como aún quedan rastros de viejas pulperías o almacenes-bar, confiterías con pretensiones de capital imperial, bares que ayudaron a darle identidad propia a barrios, cafeterías de trabajadores corporativos y espacios nocturnos de bohemia y diversión. Cada uno es un mundo. Todos son Buenos Aires.

Esta reflexión reaviva la disputa entre monistas y pluralistas. Los primeros conciben un único mundo conformando su pensamiento…

Ver la entrada original 519 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s