Filosofía barata y medialuna de grasa II

Cultura. Identidad. Patrimonio.

El domingo anduve por San Telmo. Encontré cerrado el Bar Plaza Dorrego. Starbucks, en la esquina de enfrente de Defensa y Humberto Primo, estaba abierto. No sé si el Dorrego cerró definitivamente sus puertas. Venía con demasiados conflictos en la prepandemia. Recuerdo haber pasado cuando estaban los dos abiertos y observar más clientes en la franquicia norteamericana que en el Notable. Algo similar pasa entre el Starbucks de Av. De Mayo y Santiago del Estero y su vecino lindante, también Notable (volveré alguna vez sobre este punto), el Bar La Embajada. Me pregunté por qué tanta gente elige las propuestas franquiciadas. Las respuestas fáciles e inmediatas sostendrán que la propuesta gastronómica es más variada y saludable acompañando a las demandas actuales. O que los baños y servicios son más modernos e higiénicos. Son todas observaciones válidas. También el hecho de que ingresando, por ejemplo, a un Le…

Ver la entrada original 559 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s